Uno de los delitos más frecuentes es que un competidor quiera usar tu reputación para ganar dinero a costa de tu esfuerzo. Vamos a paralizar las acciones de venta y publicidad y te defenderemos judicialmente en el caso de ser necesario.