Nos quiera más o nos respete menos la propia Administración Pública, lo cierto es que el Politólogo tiene un amplio espectro de posibilidades laborales por la amplia variedad de habilidades y competencia que posee. El problema de la profesión de Politólogo es, que al depender de lo público también dependemos excesivamente de la inversión en gasto público y tenemos muchas limitaciones como emprendedores en solitario. Nos han formado para gestionar aspectos públicos y tenemos que estar bien orgullosos de ello, pero como no siempre podemos ir enfrentándonos en solitario contra el mundo es una obligación contemplar las posibilidades que la Ciencia Política ofrece en el Sector Privado y la empresa.

¿Qué salidas tienes el Grado en Ciencias Políticas?

Las salidas profesionales de los Politólogos no son sencillas.

España y el mundo entero vive un momento de gran cambio social con la Globalización. El Estado no tiene el poder que tenía en la antigüedad y las fronteras se diluyen por las distintas formas de integración económica.  No tenemos soluciones mágicas para la coyuntura económica actual de España y por otro lado el papel que nos asigna la Sociedad Española tampoco nos permite mucho margen de maniobra como asesores de la Administración Pública.

Me inicie en la Licenciatura de Ciencias Políticas de la Administración de la Universidad de Granada y me pasé al Plan de Estudios para simultanear los estudios de la Licenciatura en Derecho de la UGR, lo que se conoce como la “Doble” o Doble Licenciatura en Ciencias Políticas y Derecho, porque aunque me encantaba la Ciencia Política, no terminaba de estar convencido con la forma en la que el profesorado enfocaba los estudios.La Licenciatura en Ciencias Políticas y de la Administración en Granada y Derecho es una de las Carreras Universitarias con mayor número de horas de estudio, creo que la segunda. Antes del grado solo era superada medicina y no por más de 100 horas. Se trabajaba muy poco la parte práctica y fui probando otras cosas”Por desgracia cuando presento mi currículo en el día a día a clientes o empresas con las que colaboro siento bastante frustración, y al final muchas veces por resumir acabo diciendo que simplemente soy Abogado. Esto me da tremenda pena, pues me siendo orgulloso de haberme formado en este campo y se aprenden materias muy útiles. Tengo muchísimas anécdotas de las primeras búsquedas de empleo, que espero contar por el blog y que se quedan en anécdotas de bar con familiares y amigos.

Durante unos años si buscabas la palabra politólogo en Internet (Prueba ahora), salía el segundo en búsquedas en el idioma español.

¿Adivina debajo de quién?

¡Justo debajo de Maquiavelo!

Fue un experimento que me permitió conocer quienes demandan politólogos en mercado laboral para ver cómo podía enfocar mí futuro profesional y que aquí sigue públicado.”

“Por desgracia cuando presento mi currículo en el día a día a clientes o empresas con las que colaboro siento bastante frustración, y al final muchas veces por resumir acabo diciendo que simplemente soy Abogado. Esto me da tremenda pena, pues me siendo orgulloso de haberme formado en este campo y se aprenden materias muy útiles. De hecho miro en silencio por encima del hombro a la mayoría de Juristas, porque son bastante más cortos de miras que los que simultaneamos derecho con otros estudios. Tengo muchísimas anécdotas de las primeras búsquedas de empleo, que espero contar por el blog y que se quedan en anécdotas de bar con familiares y amigos. Técnicamente Politólogo porque tengo un “título” de Licenciatura en Ciencias Políticas y de la Administración y puedo ponerme en una tarjeta de Visita que tengo los conocimientos necesarios para ejercer esta profesión. Cúando me tomaba más en serio este blog, si buscabas la palabra politólogo en Internet, salía el segundo en búsquedas en el idioma español. ¿Adivina debajo de quién? – ¡Justo debajo de Maquiavelo! Fue un experimento que me permitió conocer quienes demandan politólogos en mercado laboral para ver cómo podía enfocar mí futuro profesional y que aquí sigue públicasdo.”

La Licenciatura en Ciencias Políticas y de la Administración en Granada y Derecho es una de las Carreras Universitarias con mayor número de horas de estudio, creo que la segunda. Antes del grado solo era superada medicina y no por más de 100 horas. Me inicie en la Licenciatura de Ciencias Políticas de la Administración de la Universidad de Granada y me pasé al Plan de Estudios para simultanear los estudios de la Licenciatura en Derecho de la UGR, lo que se conoce como la “Doble” o Doble Licenciatura en Ciencias Políticas y Derecho, porque aunque me encantaba la Ciencia Política, no terminaba de estar convencido con la forma en la que el profesorado enfocaba los estudios. Se trabajaba muy poco la parte práctica y fui probando otras cosas. También he seguido de cerca los Grados en Ciencias políticas, así que no creo que esté a nivel “abuelo cebolleta” y puedo contarte algunas cosas interesantes si eres nuevo en el mundo de la Ciencia Política y los politólogos.

El Abanico de salidas Profesionales de la Ciencia Política

El experto en Ciencia Política está formado para entender el Institucionalismo y el Racionalismo. O lo que es lo mismo entender cómo se organizan y comportan las Administraciones públicas y las grandes organizaciones internaciónales y empresariales. No es un conocimiento perfecto porque en la Ciencia Social nunca hay números exactos en el análisis científico, pero tenemos un buen margen de maniobra y un interesante espectro laboral por nuestras habilidades y competencias.

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook
  • reddit

¿Existen salidas profesionales para los Politólogos?¿En que planeta? F.Wikipedía

Los avances técnicos también llegan a nuestra profesión y es fundamental manejar con el software y bases de datos que nos ofrece información para contrastar los datos y los métodos de la Ciencia Política. Muchas veces los errores del politólogo no lo son por la carencia de una buena metodología de investigación sino por los prejuicios del investigador.

Los retos profesionales del Politólogo

En definitiva y al igual que en otras profesiones, como personas intentamos aportar nuestro grano de arena para que la sociedad de la que forman parte mejore. Una Administración llena de politólogos sería un error, pero también lo es una Administración donde esta profesión no tiene un espacio importante.

Hay una relación directa de la situación económica con la política y lo político está excesivamente subordinado a lo económico. En un periodo de recortes económicos continuos es importante analizar las nuevas relaciones de poder y como afectan a las relaciones humanas y las necesidades sociales estos Programas de Reforma. Por otro lado, se necesita un nuevo modelo económico político, social y económico.

Habrá muchos errores en la búsqueda de un nuevo modelo, pero el papel del politólogo es analizar la implementación de estas medidas políticas y estudíar su impacto elaborando informes y proponiendo soluciones para que los Gobiernos puedan tomas las decisiones con fundamento y los ciudadanos comprendan la información de forma sencilla.

Los ciudadanos  ponen el dinero y  reclaman transparencia en la gestión de los asuntos políticos y económicos. Acercar la política a los Ciudadanos implica valorar esta profesión desde las Instituciones políticas.