Símbolos Nacionales Españoles del Siglo XIX

Símbolos Nacionales Españoles del Siglo XIX

Símbolo Nacionales de España

España ha sido siempre un estado de fuertes contrastes territoriales, el XIX era una sola realidad en lo legal, pero en lo comercial era un conjunto de regiones.

SIMBOLOS NACIONALISTAS ESPAÑOLES EN LOS SERVICIOS PÚBLICOS

Obra representativa de la plasmación del Nacionalismo en España en el siglo XIX

Uno de los primeros hitos es la construcción del ferrocarril, la cual se creó mediante concesiones privadas, las carreteras en cambio fueron realizadas por el estado. La monarquía carecía de capacidad para crear un estado moderno y delegaba en los caciques.

 

SIMBOLOS NACIONALISTAS ESPAÑOLES EN LA EDUCACIÓN

Ya se indicaba en la Constitución de 1812, un sistema universal que no llegó a materializarse. En 1834 se establecieron las Escuelas Normales Femeninas y un periodo obligatorio y gratuito, que acabó en papel mojado. En 1845 se elaboró un nuevo proyecto que fue boicoteado. Se hablaba de un modelo Iglesia- Estado. Habrá que esperar hasta 1957 con la Ley Moyano. Ante la falta de recursos se obligó a los municipios a sufragarlos, lo cual generó tasas de un 64% de analfabetización. La mayoría del presupuesto del estado iba destinada a gastos de guerra con finalidad de mantenimiento del estado en el interior, otra partida importante iba a la iglesia y el clero. Las iglesias fabricaban devotos y no españoles, cosa que no ocurría en la III República francesa contemporánea.

SIMBOLOS NACIONALISTAS ESPAÑOLES EN EL SERVICIO MILITAR

Mientras que en Francia consiguió integrar a la población rural, en España el sistema de reclutamiento permitía escapar a los “señoritos”, aunque por otro lado permitía sacar a los hijos de la casa. Sin embargo en España no llegó a unificar a la población, ya que era profundamente clasista.

SIMBOLOS NACIONALES ESPAÑOLES EN LA BANDERA, HIMNO, FIESTA.

La bandera Española y su origen como símbolo del Estado Español

Fue establecida en 1785 por Carlos III, y se hizo popular como símbolo de resistencia frente a los franceses. Fernando VII evitó difundirla. La República de 1873 instauró la tricolor morada, y la restauración la roja y gualda, que era considerada como la liberal y monárquica.

En cuanto al Himno español en la nación española

Se uso desde el XVIII la Marcha de Granaderos, el himno de Riego, Marcha de la Zarzuela…En cuanto a la fiesta nacional se pensó en el 2 de mayo, como fecha de la guerra de independencia, aunque finalmente se optó por la fecha del descubrimiento de América que coincidía con una fiesta católica.

SIMBOLOS ESPAÑOLES EN ESPACIO URBANO: MONUMENTOS, ESTATUAS, CALLEJERO.

Apenas existían a la muerte de Fernando VII monumentos patrióticos, ya que en los palacios se imitaba la ornamentación de Luis XIV y Versalles, pero no lo patriótico. Carlos III hizo un esfuerzo en este sentido, el Obelisco a los mártires de Múrat y la nueva sede de las Cortes españolas, una vez propuesta la guerra de Marruecos se incorporaron dos leones realizadas con el bronce obtenido de los cañones fundidos. A finales del XIX comenzaron a erigirse estatuas de reyes y caudillos militares, descubridores, artistas. En Atocha se erigió una gran basílica que solo término tras el final de la guerra civil.

En resumen, no destacan ni por su número ni por su esplendor, no solo en la capital, sino en el resto de sitios.

En cuanto a monumentos para exaltar lo católico encontramos, el Tibidabo barcelonés o el Cerro de los Ángeles madrileño, que Franco reconstruyó tras la guerra, y reconsagró creando el Valle de los Caídos.

Un recurso económico era poner nombres a las calles, de forma que los liberales pusieron a las grandes plazas y calles el nombre de “Constitución” y plantaron los “árboles de la libertad”, y los absolutistas los arrancaban, y al final se determino dejarlos para no herir sensibilidades. Nombres como Colón, Hernán Cortes, Pizarro…

EL NACIONALISMO ESPAÑOL DE 1887-1936

El nacionalismo español bebe del liberalismo, vinculadas sobre todo al periodo gaditano y el periodo codificador. La crisis del ’98, marco un giro que provocó la reflexión, con la identificación de Castilla con España (resultado de los autores regeneracionistas).

En el XX se intentó crear una España de masas mediante las asignaturas de historia, lo cual se contestó por las regiones. Y proporcionó lugar a un nuevo nacionalismo autoritario y a la vez nacional católico incompatible con lo regional, a la vez que de otro surgió un nacionalismo jacobino.

La derrota del nacionalismo liberal, se produce con Primo de Rivera con notas de tipo conservador y unitario, y suprime las mancomunidades, lo cual no se recuperará hasta la II República.

Resumen sobre José Álvarez Junco,
realizado por Emiliano López Tirado.

Sígueme

Te avisaré de lo que publique

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

*

Uso cookies

Te analizo de forma anónima, pero mis cookies de terceros analizan tu comportamiento. Ya están en tu dispositivo, pero puedes bloquearlas.Política de cookies, ¿No sabes que es una cookie?.Mas info

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Te apuntas a mi blog?
trucos y novedades

Os tendré al día