Parlamento Europeo y los Residuos nucleares en Costa de Marfil.
El parlamento europeo debate la política europea, pero es el Consejo europeo quien decide

Parlamento Europeo y los Residuos nucleares en Costa de Marfil.

Residuos nucleares en Costa de Marfil

Dada la desisnformación a la que nos tienen acostumbrados los medios de comunicación habituales, quería dejaros una resolución del Parlamento Europeo sobre el vertido de residuos peligrosos en Costa de Marfil (B6‑0575/2006), que aunque no es el caso particular de Somalía vienen sufriendo problemas similares.
La pena es que estas noticias no seán conocidas, los medios de comunicación vienen abasallandonos todo el verano con las campañas de tráfico y la Gripe mutada, pero no cuentan la cantidad de problemas que están generando una serie de multinacionales que carecen de algo mas que una mínima declaracion de ética corporativa que no cumplen. Son culpables de arruinar la vida a gente corriente que muere enferma para que otros obtengan un poco mas de beneficios.

El Parlamento Europeo,

– Visto el apartado 2 del artículo 103 de su Reglamento,

– Vista la legislación comunitaria relativa al traslado de residuos, en particular el Reglamento (CEE) nº 259/93 del Consejo relativo a la vigilancia y al control de los traslados de residuos en el interior, a la entrada y a la salida de la Comunidad Europea,

– Visto el Convenio para el control de la eliminación y el transporte transfronterizo de residuos peligrosos, celebrado en nombre de la Comunidad mediante la Decisión 93/98/CEE del Consejo,

  •  Considerando que unas 500 toneladas de residuos químicos se vertieron en varias zonas en los alrededores de Abiyán, donde viven 5 millones de personas,
  • Considerando que ocho personas han fallecido y que unas 85 000 acudieron al hospital aquejadas de hemorragia nasal, diarrea, náuseas, irritación ocular y dificultades respiratorias; que estos residuos peligrosos pueden tener graves y más amplias consecuencias como la contaminación del suelo y de las aguas superficiales y subterráneas;
  • Considerando que un buque cisterna de propiedad griega y pabellón panameño, fletado por Trafigura Beheer B.V., una empresa con sede en los Países Bajos, fue el autor de los vertidos tóxicos; que esta división de responsabilidades crea un problema sistemático e inaceptable por lo que concierne a la aplicación de la legislación comunitaria;
  • Considerando que la legislación medioambiental vigente en el norte ha encarecido la eliminación de residuos peligrosos;
  •  Considerando que las autoridades portuarias de Ámsterdam comprobaron la peligrosidad de los residuos en el momento del desembarque y volvieron a cargarlos a bordo; que las autoridades neerlandesas autorizaron al buque a abandonar sus aguas territoriales territorio, a pesar de que debían conocer el tipo de cargamento y saber que el comandante no estaba dispuesto a pagar por su eliminación en los Países Bajos en condiciones compatibles con el medio ambiente;
  • Considerando que la empresa tenía la oportunidad de eliminar los residuos de forma legal y segura en Europa, pero optó por una alternativa más barata en Costa de Marfil;
  • Considerando que el África se ha convertido en el vertedero de todo tipo de residuos peligrosos; que Greenpeace detectó 80 sitios donde se han vertido residuos procedentes de los países desarrollados: viejos ordenadores en Nigeria, depósitos radiactivos en Somalia, vertidos de cloro en Camerún, etc.;
  • Considerando que gran parte de los países africanos no disponen de reglamentaciones estrictas para proteger el medio ambiente y las condiciones de vida de la población contra los residuos peligrosos;
  • Considerando que, con arreglo al Reglamento (CE) n° 259/1993, desde enero de 1997 está prohibida la exportación de residuos peligrosos desde la Unión Europea hacia países en que no es aplicable la Decisión de la OCDE;
  • Considerando que el vertido de residuos peligrosos en Costa de Marfil sólo es la punta del iceberg del traslado incesante de residuos peligrosos desde la Unión Europea hacia países en que no es aplicable la Decisión de la OCDE; que grandes cantidades de residuos eléctricos y electrónicos se depositan en estos países con el pretexto de «reutilización»; que en Asia, en condiciones extremadamente peligrosas para los trabajadores y el medio ambiente, está en desguace un número considerable de viejos buques de la Unión Europea cargados de sustancias y materiales tóxicos;
  • Considerando que en la sesión del 9 de abril de 2002 Parlamento Europeo aprobó en primera lectura el informe sobre la propuesta de Directiva relativa a la protección del medio ambiente a través del Derecho penal; que el Consejo nunca llegó a un acuerdo político sobre esta propuesta de Directiva y prefirió una Decisión marco, con arreglo al tercer pilar, sobre el mismo asunto; que el 13 de septiembre de 2005 el Tribunal de Justicia Europeo anuló dicha Decisión,
  1.  Pide a la Comisión, a los Países Bajos y a Costa de Marfil que investiguen a fondo este caso, establezcan las responsabilidades a todos los niveles, lleven a juicio a los responsables de este delito medioambiental y garanticen el saneamiento de la zona contaminada, así como la indemnización de las víctimas;
  2. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que tomen todas las medidas necesarias para garantizar el pleno cumplimiento de la legislación relativa al traslado de residuos;
  3. Considera que estos hechos dramáticos demuestran la necesidad de una reglamentación severa para luchar contra la delincuencia medioambiental; insiste en que los instrumentos judiciales refuerzan la aplicación de las normas de protección del medio ambiente; subraya la necesidad de armonización en el ámbito de la protección del medio ambiente a través del Derecho penal;
  4. Pide al Consejo y a la Comisión que tomen las medidas necesarias para, en su caso, adoptar la tan esperada Directiva relativa a la protección del medio ambiente a través del Derecho penal y que respondan a la posición adoptada por el Parlamento Europeo en primera lectura en el año 2002;
  5. Pide al Consejo y a la Comisión que colmen los vacíos que subsisten en el Convenio de Basilea con la obligación, para los buques que abandonan la Unión Europea, de entregar sus residuos a las autoridades del último puerto de la Unión Europea del que zarpan;
  6. Pide al Consejo y a la Comisión que tomen las medidas necesarias para ayudar a los países en desarrollo a identificar las sustancias peligrosas en los residuos producidos en el mas y a garantizar su eliminación segura:
  7. Pide a la Comisión que presente propuestas para colmar los vacíos existentes en la actual legislación y poner fin al traslado hacia los países en que no es aplicable la Decisión de la OCDE de residuos de material eléctrico y electrónico y de automóviles y buques fuera de uso; considera que la exportación de material eléctrico y electrónico y de automóviles siempre ha de ir acompañada de la tasa de eliminación abonada por el primer propietario, como parte de la responsabilidad del fabricante, según lo establecido en la Directiva RAAE (2002/96/CE) y la Directiva relativa a los vehículos al final de su vida útil (2000/53/CE);
  8. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a los Estados miembros, al Secretario General de las Naciones Unidas y al Gobierno de Costa de Marfil.

Sígueme

Te avisaré de lo que publique

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

*

Uso cookies

Te analizo de forma anónima, pero mis cookies de terceros analizan tu comportamiento. Ya están en tu dispositivo, pero puedes bloquearlas.Política de cookies, ¿No sabes que es una cookie?.Mas info

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Te apuntas a mi blog?
trucos y novedades

Os tendré al día